Traductor

Archivo Blog

Preparativos

Nepal

China

Filipinas

Malasia

Indonesia

Singapore

Australia

Nueva Zelanda

Samoa

Chile

Chile

Argentina

Uruguay

Uruguay

Bolivia

Peru

Mexico

Roatán

Panama

Venezuela

Redes Sociales

Siguenos por Email

Con la tecnología de Blogger.
4 feb. 2012

EN LA LEJANA TIERRA DEL FUEGO...


¿Por qué le llaman Tierra del Fuego? La historia, aunque con muchas variantes, proviene de 1520 cuando Magallanes estaba cruzando el estrecho y desde lejos vio un montón de fogatas hechas por los indígenas, ya sea para cubrirse del frío (iban sin ropa), para iluminar la zona, protegerse de la fauna o para avistar las embarcaciones que se estaban acercando. Hay que decir que las fogatas provenían de la cantidad de “escapes” de gas que tiene  la tierra y de ahí que los habitantes aprovechaban para mantener las fogatas durante largos periodos de tiempo. 

Nosotras teníamos muchas expectativas con Ushuaia y Tierra del Fuego….y esto siempre le acaba poniendo presión a los lugares y una obligación a ser geniales…

De todas formas, el camino había valido mucho la pena…y, aunque al llegar a la ciudad de Ushuaia nos decepcionó un poco, no dejábamos de pensar que quizás había que darle tiempo.



Hacía frío, mucho frío, y todo influye en las ganas de salir a pasear. Dimos una vuelta por las calles cercanas al hostel (Lupinos a 90/pax/noche con desayuno) y esa noche Marco volvería a cocinar para nosotras. Sí, Marco todavía se quedaría un par de días más así que tan mal no lo estaría pasando…jejeje.

La mañana siguiente se presentaba con frío, lluvia, viento…y excursión obligada al Parque Nacional de Tierra del Fuego. IMPORTANTE: Decimos mañana porque si entras antes de ls 8:00 am NO PAGAS ENTRADA…así que merecía la pena el madrugón a las 6:30.

El parque fue establecido en 1960 y se encuentra a 11 kms de Ushuaia con una extensión de 63.000 hectáreas, de las cuales solamente 2000 están abiertas para fines turísticos. Va desde el norte del Lago Fagnano hasta el canal de Beagle. Tiene una vegetación muy frondosa y desde el mismo camino principal puedes ir accediendo a distintas caminatas o zonas de acampada.

Aquí os dejamos unos links con pinceladitas de las caminatas y más información del parque  

Nosotros, desde el auto, visitamos el puesto de correo más Austral del mundo. Salimos para las 4 fotos de rigor y pedimos que si nos podían poner un sello en nuestra libreta de bitácora…obviamente, y más aún por ser el sur, nos pidieron 10 pesos por el sellito…así que ahí se quedó, el sello marcado en nuestra mente.


De ahí quisimos ir a la famosa Bahía Lapataia, donde se encuentra el final de la ruta 3 a 3.079 kms de Buenos Aires y 17.848 de Alaska. Paseamos por el pequeño recorrido de Lapataia y pudimos ver como la Cordillera Andina se hunde en el mar hasta desaparecer de la vista, así que tuvimos la suerte de ver dónde comienza o dónde acaba esa gran formación montañosa que recorre el continente sur americano de norte a sur y que nos acompañaría a lo largo de nuestra ruta.



El pequeño trayecto es cortito y aunque hay otras caminatas que dicen ser hermosas, el frío y la lluvia nos obligaron a volver, aunque disfrutamos del paseo por dentro del parque.




A pesar del mal tiempo, porque la verdad sea dicha: en Ushuaia el verano se viste de guantes y chaqueta, decidimos ir a visitar El Penal de Ushuaia.

Esta prisión fue fundada en 1904 con la idea de crear una ciudad penitenciaria y de alguna manera aislar a los reclusos más peligrosos, los cuales fueron trasladados al sur desde distintos centros presidiarios del país.


La historia del lugar es bastante interesante, pero más aún son las historias de algunos de los reclusos que estuvieron allí internados, como es el caso del psicópata Petiso Orejudo (Cayetano Santos Godino). Uno de los criminales más peligrosos de la historia argentina y que después de sus 4 casos de niños asesinados, 7 intentos de homicidio y del incendio de 7 edificios  fue encarcelado. A pesar de que los informes médicos indican que su muerte se debió a hemorragias internas por problemas gástricos, las malas lenguas cuentan que fue golpeado hasta morir por otros presidiarios cuando se enteraron que él había quemado al gatito y mascota de la cárcel.


Carlos Gardel también vivió tras esas rejas y aunque se cuenta que él había cometido crímenes menores de robos, la verdad quedará siempre oculta ya que sus informes y documentación fueron extraviados…


Más allá de estas historias, por el penitenciario de Ushuaia pasaron más de 500 reclusos, desde ladrones hasta criminales peligrosos, y quienes vivieron años de frío, soledad y trabajo fuerte en un lugar remoto e inhóspito y de un clima sumamente hostil e inclemente por los que muchos murieron de enfermedades pulmonares.




En el año 1947 la prisión fue clausurada y aún hoy, cuando la visitas, se siente entre sus paredes ese frío arisco y esa sensación de tristeza y soledad, que deben ser origen de todas las historias que guardan sus muros en silencio.


También nos acordaremos de éste día porque mientras nosotras estábamos en el Fin del Mundo…Carlota, sobrina de Montse, nacia el 5 de Febrero y todo había salido perfecto.Felicidades María!!!



Después de esos paseos, visitas y emociones despedimos a la prima Dani que volaba de vuelta a Buenos Aires y que nos abandonó para volver a su rutina pero dejando mucha energía y alegría :-)Así fue como decidimos comenzar a subir nuevamente hacia el norte en busca de calor y volver a la ruta… 

Dejar Tierra del Fuego nos llevó dos días, el primero desde Ushuaia hasta Río Grande donde pasaríamos la noche en un hospedaje al que nos llevaron, por 100 $AR/doble, y en el segundo día tuvimos la gran suerte de enganchar a una pareja que iba hasta Río Gallegos… Un golazo, ya que además de ir cómodas en su camioneta pudimos disfrutar de esos paisajes que te regala  el trayecto.






Volvimos a cruzar el Estrecho de Magallanes, esta vez por su punto más angosto en Punta Delgada, y desde donde se puede visualizar tierra continental.



Como añadido, y para hacer nuestra ruta aún más eficiente si cabe, no pudimos caer en mejores manos, ya que los chicos querían pasar por Punta Arenas para ir de shopping y fue perfecto para aprovechar a comprar nuestra camarita :-), eso sí entre idas y vueltas, desvíos y perdernos hicimos 200 kms más de la cuenta…jejeje Eso sí, llegamos a nuestro objetivo, tarde, pero llegamos!!!

0 comentarios: