Traductor

Archivo Blog

Preparativos

Nepal

China

Filipinas

Malasia

Indonesia

Singapore

Australia

Nueva Zelanda

Samoa

Chile

Chile

Argentina

Uruguay

Uruguay

Bolivia

Peru

Mexico

Roatán

Panama

Venezuela

Redes Sociales

Siguenos por Email

Con la tecnología de Blogger.
4 oct. 2011

SINGAPORE EN 3 DÍAS…


Para nosotras Singapore serviría de conexión entre  el sudeste asiático y nuestro próximo destino, pero ya que estábamos allí aprovecharíamos a pasar unos días para conocer la ciudad.

Nos quedamos en el Cozy Backpackers (15 S$/cama – 20S$/cama compartida) donde Wyan, el “soluciona todo”, aparentemente se compadeció de nosotras y nuestras pintas, ya que además de regalarnos champú, jabón y cepillos de dientes, nos ofreció ropa y hasta una tienda de campaña… “Just in case” llovía en la cama del techo que nos quisieron dar!!! Al parecer sí que nos vemos como mochileras, al menos más de lo que pensamos…jeje… Lo bueno es que nos ahorramos dinerillo entre el compartir cama y el reponer todo nuestro neceser.

Si hay algo que tiene Singapore, además del orden y la limpieza, es una mezcla de culturas que coexisten en la misma ciudad. Empezamos visitando el barrio chino, donde cenamos comida tailandesa y terminamos viendo como los chinos bailaban salsa y merengue en plan clase masiva de aerobics al aire libre.

Al día siguiente, como nos dijeron que la ciudad era “walkable” y que todo estaba a mano, cogimos un mapa y arrancamos el tour en busca del famoso símbolo del León, que no teníamos ni la menor idea de lo que era pero iríamos a su caza.

De camino fuimos viendo distintas cosas… Nos encontramos con la biblioteca nacional, un edificio moderno con espacios al aire libre donde puedes ver pasar las horas mientras disfrutas de una buena lectura, intentas poner al día el blog con el libre acceso a internet (cosa que obviamente no hicimos) o simplemente visitas las exposiciones que tienen por allí.

Hicimos una pequeña parada en el Raffels Hotel, un ícono de la ciudad por ser el primer gran hotel y porque, a pesar de tener alguna restauración, aún conserva la misma estructura y estilo de 1887.

Continuamos el recorrido por calles, jardines y puentes hasta llegar a la iglesia de San Andrés, donde nos paramos para leer alguno de los salmos en los ejemplares de la Biblia que nos encontramos…


Entramos en el museo de la civilización con la idea de refugiarnos del calor, pero con nuestra parsimonia tuvimos la suerte de ver y salir a mucha gente por lo que conseguimos entradas/pegatinas gratis para la exposición temporal de los Guerreros de Terracota… para nuestra sorpresa estos soldados habían avanzado unos cuantos miles de años y así como a nosotros, la tecnología había invadido sus vidas…

*en la siguiente sala te transportaban miles de años atrás y estaban los verdaderos guerreros de terracota, una suerte porque los habíamos saltado en nuestra visita a China.
Después de este encuentro con el pasado seguimos camino hacia la ciudad financiera y sus grandes torres de cristal.

Al ser domingo las calles y edificios estaban desiertos, lo que nos permitió hacer esas cosas habituales en nosotras… básicamente: el tonto. Delante de un banco nos topamos con unas columnas de espejo al puro estilo pasillo de espejos del Tibidabo, así que porqué no sacar unas sonrisas de las caras de los pocos transeúntes que estaban por allí…

Finalmente llegamos a la explanada, un paseo marítimo que llega hasta el centro de convenciones y desde donde se puede disfrutar de una fabulosa vista hacia el gran hotel/casino, la super noria y el increíble museo de la ciencia.


… y como no, allí nos estaba esperando nuestra recompensa: unos helados de 1S$... Ahhh noo, perdonad… que nuestra meta no era esa, era el famoso ícono del león: una estatua de un león escupe agua con cola de sirena!

El último día en Singapore fuimos a caminar por Ochard Rd, la calle más pija de la ciudad y donde podéis encontrar todas las marcas fashion y lujosas que se os pase por la cabeza.

De allí fuimos al jardín botánico para recorrer sus lagos, bosques lluviosos, jardín de bonsáis y orquídeas…

… y su cascada, que como cosa rara y en nuestro afán de ahorrar cada centimillo como buenas catalanas, nos hicimos una limpieza de cabeza al mejor estilo Head&Shoulders!

De camino a nuestro barrio hicimos una parada técnica, de unas cuantas horas, en un centro comercial de 5 plantas llenas de electrónicos y gadgets… es un lugar que se tiene que ir con las cosas claras, porque hay tantas pero tantas paraditas que se nublan  las ideas.

Para terminar nuestro paso por Singapore nos encontramos para cenar en Little India con Dani, mi primo (Anina) y Heather… fue un encuentro inesperado, ya que ellos justo estaban por allí en su camino a China, pero estas son las mejores sorpresas :-)  Así que con ellos paseamos por las calles, templos y mercadillos al más puro estilo India organizada!

1 comentarios:

pirwa dijo...

Que hermosas fotos, que lindos lugares donde estuvieron, saludos y mucha suerte en todos su viajes