Traductor

Archivo Blog

Preparativos

Nepal

China

Filipinas

Malasia

Indonesia

Singapore

Australia

Nueva Zelanda

Samoa

Chile

Chile

Argentina

Uruguay

Uruguay

Bolivia

Peru

Mexico

Roatán

Panama

Venezuela

Redes Sociales

Siguenos por Email

Con la tecnología de Blogger.
14 jun. 2011

GREAT WALL…GREAT DAY!!!

La verdad es que no sabíamos muy bien qué nos íbamos a encontrar, pero teníamos claro que queríamos disfrutar y conocer “La Gran Muralla China”, una pared infinita y serpenteante cuya construcción comenzó hace unos 2000 años aproximadamente, necesitó del esfuerzo de cientos de miles de personas, atraviesa al menos 3 inmensas provincias Chinas (XXXX) y además de requerir de muchísimos años de trabajo duro, acabó con muchísimas vidas sobre el camino. Quizás, como dice la leyenda, uno de los materiales utilizados para su construcción fueron los huesos de los mismos trabajadores.



Para poder disfrutar al máximo de esta Maravilla del Mundo Moderno decidimos hacer un trayecto de Muralla menos concurrida, sobretodo evitando fin de semana, y que nos permitiera vivirla.
El recorrido lo compartimos con un grupo de franceses, 3 ingleses, una canadiense, un australiano y las 2 spanish girls (280/pax con transporte y entrada). A unos 100 Kms de Beijing, en un lugar llamado Jinshanling comenzó la escalinata. Con un solo abrasador alcanzamos la cima y desde la primera torre ya nos quedamos sin aliento al ver la inmensidad de esa serpiente de rocas que recorría todas las montañas a nuestro alcance visual…awasome!!



Tuvimos 4 horas para caminar las 22 torres que nos llevarían al punto final del trekking, Simatai, y la verdad es que se pasaron volando cuando después de esquivar huecos, escalar rocas y pasar por lugares devastados por los años, levantas la vista y te encuentras con una postal.



Buscando…buscando, encontramos el lugar para nuestra foto finish. Esperamos que también os guste.



Con los ingleses, la canadiense y el australiano lo pasamos genial, nos reímos, tomamos fotos y, por supuesto, al llegar al final compartimos unas cervecitas para brindar por la suerte que teníamos de estar ahí



Para cerrar con broche de oro el gran día, decidimos ir a cenar el típico pato pekinés. Fue una verdadera experiencia. Primero ver como cortan el pato en trocitos muy finos y luego hacer malabares para enrollar un “burrito” a punta de palitos chinos… fue una tarea difícil pero no imposible.

Después nos fuimos a una zona de bares y discotecas chinas alrededor de un lago y, como era de esperar, las “spanish girls” además de bailar toda la noche y levantar a los chinos de sus aposentos terminamos jugando al ritmo de la música el “piedra, papel o tijera” al más puro estilo local con unas chicas beijinesas que no paraban de reir al intentar enseñarnos la canción, los movimientos y moriquestas que acompañaban al juego, un verdadero espectáculo.

Estamos convencidas de que éste día ha sido ha sido la mejor manera de ilusionarse, descubrir, vivir y digerir un lugar tan emblemático y milenario como la Gran Muralla.

1 comentarios:

Narcís Puig dijo...

Muy chulas las fotos de la muralla, parece infinita!

Ya veo que os va muy bien por ahí, a seguir disfrutando!!

Anina! Un abrazo desde seat!!!