Traductor

Archivo Blog

Preparativos

Nepal

China

Filipinas

Malasia

Indonesia

Singapore

Australia

Nueva Zelanda

Samoa

Chile

Chile

Argentina

Uruguay

Uruguay

Bolivia

Peru

Mexico

Roatán

Panama

Venezuela

Redes Sociales

Siguenos por Email

Con la tecnología de Blogger.
13 jun. 2011

PEKIN EXPRESS

Con sólo cuatro días nos hemos quedado con ganas de más Beijing, pero sabemos que es un sitio fácil de acceder…

Teníamos varias ideas de cosas que queríamos visitar, aunque había unas básicas que  de inicio no pueden saltarse.

Empezamos por el principio, buscar alojamiento y situarnos en el mapa. Llegamos a una calle llena de vida, donde no faltaban los restaurancitos, cafés, tiendas, bares de música en vivo y una parada de churros con chocolate con una cola larguísima.

Al día siguiente visitamos el barrio, encontramos nuestro supermercado, compramos una SIM Card para emergencias y la tarde la dedicamos al Summer Palace.

El Palacio de Verano (60Y/pax) es un lugar de templos, jardines, pabellones, lagos y un inmenso corredor, éste último Patrimonio de la UNESCO, que utilizaba la monarquía para refugiarse del calor abrasante de verano en la Ciudad Prohibida.






Paseamos por el recinto, caminamos par la orilla del río, visitamos los distintos templos y edificaciones y acabamos el recorrido por el largo pasillo que estaba lleno de pinturas con dragones entrelazados, típicos del arte chino.






Nuestra siguiente aventura fue la Gran Muralla. Encontramos un trekking para hacer la visita de una manera diferente y como nos ha parecido tan espectacular le hemos dedicado un post exclusivo…

En nuestro cuarto y último día visitamos la Ciudad Prohibida y el Jingshan Park.
La Ciudad Prohibida es un lugar inmenso que requiere de unas 5 horas para visitarlo además de una autoguía para entenderlo (60Y/pax entrada – 40Y/pax autoguía). Esta ciudad es el mayor grupo de construcciones antiguas y mejor conservadas de la China. Fue la casa de 2 dinastías, la Ming y la Qing, y e l edificio más importante es el Recinto de la Armonía Suprema, donde se celebraban las ocasiones más especiales, hacían nominaciones militares y cualquier otra coronación importante.



Los tres recintos principales están situados encima de una terraza inmensa de mármol, que para poder construirla fue necesario trasladar grandes bloques de esta piedra utilizando la combinación del agua y las bajas temperaturas del invierno creando caminos deslizantes para movilizarlos por encima.



Alrededor de los edificios principales se situaban otros recintos más pequeños, pero no por ello menos bonitos, así como los dormitorios de las concubinas y sus eunucos. Aquí una muestra del estilo predominante en las pinturas y edificios.



En una de las entradas de la ciudad, utilizada por aquellos de menor categoría se encuentra el Jardín Imperial, un jardín típico chino decorado con formaciones rocosas, cipreses y caminos entre lagos que unen todos los pabellones del jardín.



Para acabar la visita subimos al Jingshan Park (2Y/pax) desde donde se aprecia a vista de pájaro la ciudad prohibida, nosotras no tuvimos suerte y entre el día grisáceo y la polución de la ciudad no conseguimos ver más allá de la entrada.





Nos hemos dado cuenta que el mejor medio de transporte para recorrer la ciudad es el metro, cuesta 2Y, comunica prácticamente toda la ciudad y tiene los carteles en inglés, aunque los taxis no son caros siempre que tengas la dirección escrita en chino y exijas que pongan el taxímetro.

Cómo veis nos ha quedado mucho por ver y descubrir… nunca será tarde para retomar Beijing.

Por cierto, no podíamos ser menos que las chinas…así que Antes muertas que sencillas!!!!!



0 comentarios: