Traductor

Archivo Blog

Preparativos

Nepal

China

Filipinas

Malasia

Indonesia

Singapore

Australia

Nueva Zelanda

Samoa

Chile

Chile

Argentina

Uruguay

Uruguay

Bolivia

Peru

Mexico

Roatán

Panama

Venezuela

Redes Sociales

Siguenos por Email

Con la tecnología de Blogger.
30 mar. 2012

ESTO ESTÁ CAÑÓN!!

Después del gran equipo que habíamos hecho en Machu Picchu, Sergio nos abandonaba unos días a la espera de reencontrarnos en Lima más tarde. Nosotras, junto con Pisco-Ché nos irámos a descubrir el Cañón del Colca del que tanto nos habían hablado y del cuál Sergio nos había pasado un mapa con ruta alternativa para no perdernos. Ahí vamos...esto es lo que nos espera!

Importante: Si pasáis por Arequipa primero, os van a decir que NO hay manera de hacerlo por vuestra cuenta. Eso no es verdad y si tenéis un mapa con una mínima idea de la zona no hay problema alguno porque cualquiera os va a guiar. Llevar agua porque abajo los precios son bastante abusivos.
 El Cañón del Colca se encuentra en el noreste de Arequipa a 6 horas en autobús de la ciudad (17soles/ida). A medio camino te piden que pagues una entrada para visitar la zona y si practicas para hablar con acento latino Americano pagarás 40 soles en vez de 70 ché!
Como habíamos empalmado un bus con otro desde Cusco y con destino final Cabanaconde, el cuerpo nos pedía un buen desayuno....mirad las media lunas que hay en Perú!!! Un sueño hecho realidad para un Argentino ;-)

El camino hasta Cabanaconde, lugar desde donde se empieza, no tiene desperdicio...


Llegamos al pueblo, nos situamos, compramos un par de plátanos y ya estábamos listos!! No podíamos perder mucho tiempo porque nos esperaban 4 horas de bajada hasta Llahuar....mucha bajada! El perro que nos esperaba al bajar del bus sigue con nosotras...no entendemos pero él, de momento, ya se ha metido en la foto!

Comienza la caminata y por poco nos perdemos al minuto 1...parece mentira,ehh??. Pero no, rápidamente el perro nos guía hasta el punto de salida....¿será que se viene con nosotros?
Empezamos a sentir qué es esto del Cañon del Colca, uno de los más profundos y bellos de Perú. La palabra Colca proviene de Collaguas y Cabanas, dos etnias que habitaban a lo largo del Río Colca. Las últimas expediciones indican que alcanza 4.160m en el lado norte y 3.600 en el lado sur teniendo 100kms de largo. Esto puede ir variando al paso de los años por diversos factores como el hundimiento del lecho del río, el movimiento de las placas tectónicas entre otros. Se encuentan en áreas suaves con colinas y laderas de poca a mucha pendiente, de suelos arenosos o arcillosos y pedregosos. Las vistas y caminos son acantilados puros y los próximos 3 días nos los pasaríamos subiendo y bajando desniveles de 1000 metros. Dicen que por la mañanita y a última hora de la tarde se pueden ver los Cóndores. De momento...el primer día había que llegar a Llahuar, uno de los 16 pueblos que hay en el Colca, y pasaríamos por varios puentes desde dónde podíamos apreciar la belleza del lugar. Como no, Colco seguía con nosotros!
 



Algo que aprenderíamos ese día fue que la fruta del cactus, la Tuna, tiene unas astillitas blancas que se clavan sin que te des cuenta...hasta que quieres tocar algo con la mano de nuevo...uiiixxxx. Como la primera vez nos hartamos de sacar astillitas, la segunda la comeríamos con tenedor y el medio de transporte ya no serían las manos...utilizaríamos el plato de comida de Colco ;-)
 Casi llegando nos encontramos una casita donde criaban los CUI, una especie de conejo-rata que se comen asaditos y los sirven en el plato espatarrados con cabeza incluida.Tan monos que parecen...
Esa noche llegaríamos justitos antes de que la luz se fuera y llegamos a Llahuar para cenar y dormir.
Colco se metería también debajo de nuestras camas...no nos dejaba ni un minuto solos.

Por la mañana la cosa volvía a prometer. Después de desayunar, sin prisas aunque Sergio nos había advertido el salir bien tempranito para evitar el solazo, dirección el Mirador que quedaba a medio camino de Malata.

A la hora que llegamos ahí el sol ya nos tenía fritos... pero las vistas....

...así que recarga de pilas completa!!
Maldición!! Entre el Mirador y Malata, nuestro próximo lugar de refrigerio y almuerzo,  vimos la temida subida que nos esperaba al día siguiente. Un zig-zag interminable que de nuevo nos volvería a subir 1000 metros de desnivel.

No pasa nada y mejor no adelantar acontecimientos. Por ahora había que llegar a Malata dónde Modesto, el único que atiende forasteros, nos haría probar la cerveza Inca (chicha), nos prepararía la comida y aprovecharía para mostrarnos el Museo de la cultura Inca de la zona. Por el precio de la voluntad, no está mal y es divertido pasar un rato.
Nosotros, así lo hicimos...tomando parte de las distintas tareas, viendo como los testículos del toro servían como cantimplora o aprendiendo a moler maiz según seas hombre o mujer. Una buena manera de tomarnos un descansito.

Seguimos hacia el Oasis, a 1,5h de Malata. De camino Colco continuaba haciendonos de guía y los paisajes continuaban abriendonos la boca.



...y el puente nos indicaba que habíamos llegado!!!
Cuando entramos al pueblo, si eso se puede llamar pueblo, nos dimos cuenta que era básicamente piscinas con habitaciones porque los cacho-spa que tienen. 
Está claro que es parte de lo que las agencias venden y, solo como ejemplo, en nuestra posada había un piscinón con cascada pero en la tienda no tenían absolutamente nada, las habitaciones eran básicas por decir algo y compartíamos los 4 que habíamos llegado y unos 5 mini-escorpiones amigos de otras tantas arañas!! La mujer, ni corta ni perezosa, se pudo a matar los alacranes con los dedos diciendonos que a ella le asustaban más los sapos que esos bichitos. La vida te sigue sorprendiendo...

Lo dicho...una noche movidita y encima había que despertarse a las 4:00 para subir hacia Cabanaconde de nuevo antes de que el sol pegara directamente en el cañón! Desayunamos??? Otra aventura con risas, aunque a las 4am, porque la señora no tenía nada para desayunar, solo dos panes, dos mantecas, 2 huevos, mermelada para 1 y un pancake. ¿cómo hacemos? Repartimos como buenos hermanos entre los 4 humanos y Colco...y aunque el pancake era inmenso al no tener nada para echarle encima Pisco Ché casi se nos atraganta al comerlo!!! Menudo incio del día!

Daba igual. Estábamos listos para empezar a subir. 3 horas nos quedaban por delante, 40 minutos con linternas y lo demás fresquito. Fuimos a muy buen ritmo y enseguida estábamos ya a una altura considerable.
Sin decaer, ibamos haciendo nuestras paraditas para descansar y acabar de apreciar los lugares.

El último sprint.....
Y llegamos!!! 2,25 minutos y el sol apenas nos pilló en alguna curva los últimos 5 minutos!! Listos para volver a Arequipa y, ahora sips, parar a visitar la ciudad un poco.
Por cierto...fue aquí donde vimos nuestro primer y único cóndor. Justo cuando nos íbamos, la señora que vendía snacks empieza a gritar: Cooonnndddooorrr, Coooonnnddoooorrr...y todos felices viendo como un condor, hembra porque tenia la parte interior del cuerpo blanco, planeaba sobre nuestro!!
Tip: Si quieres ver montones de cóndores deberás acercarte a la Cruz del Cóndor. Hay buses a las 5 de la mañana que te llevan ahí y puedes luego subirte en el de las 9am hacia Arequipa. Nosotras no supimos lo del bus hasta más tarde.

6 comentarios:

diaridelabonavida dijo...

Muchas gracias por compartir una entrada tan buena con todo el mundo. No hace mucho que hemos descubierto vuestro blog, pero seguiremos vuestras aventuras con muchas ganas.
Una salutació molt gran!!!!
Manel i Cristina

JoAn dijo...

que fort! a nosaltres tb ens va seguir el Colco!!! i no us vau banyar a les termes de llahuar??? això és motiu de cesse!

Pisco Che! dijo...

Que grande Colco un aliado fiel, uno más de nosotros en todo momento. Viendo las fotos me vino a la memoria las tunas y sus astillas....en nuestras manos!

Anónimo dijo...

Y que fue de Colco?

Fontanales dijo...

@Pisco Che!

En agradecimiento
les esplicaré como se pelan los Tunos y no Tunas al menos por aqui, Canarias. Buscas un sitio donde haya tierra y una escoba, los barres sobre la tierra los lavas y adios púas o astillitas blancas como ustedes las definen, mas que nombrarlas. a partir de este punto pelarlos es muy facil.

Fontanales dijo...

Por fin una experiencia vital y no una excursión organizada.
Gracias.