Traductor

Archivo Blog

Preparativos

Nepal

China

Filipinas

Malasia

Indonesia

Singapore

Australia

Nueva Zelanda

Samoa

Chile

Chile

Argentina

Uruguay

Uruguay

Bolivia

Peru

Mexico

Roatán

Panama

Venezuela

Redes Sociales

Siguenos por Email

Con la tecnología de Blogger.
23 feb. 2012

CÓNCHALE...CAFAYATE ESTÁ QUEBRADO!!!!

El camino desde Tucumán fue muy lindo viendo el cambio de colores, la frondosidad debido a las lluvias y la carretera medio desecha y llena de rocas, así que permanece cerrada muchas veces a la espera de reparación. Ese día vimos probablemente la roca más grande caída en medio de la ruta….impresionante. Pasamos también por Tafí del Valle, dónde se celebra el festival del queso y por Amaicha del Valle dónde acababan de finalizar la fiesta de la “Pachamama” (Madre Tierra). En esta zona empezaríamos a ver una cosa que nos dejaría de sorprendernos de aquí a Bolívia, todos los paisajes están repletos de Cardones, unos cactus gigantes que crecen por todas partes pero que está totalmente prohibido llevárselos, arrancarlos y menos venderlos. Con nuestro chofer improvisado paramos a tomar una foto del Valle de los Cardones.

Antes de despedirnos del “guía local”  nos mostró de camino la nueva fauna a la que debíamos acostumbrarnos….menuda gracia! Se veía perfectamente desde el coche de lo grande que era y Anina, como valiente del grupo, tuvo que bajar a regañadientes para poder tomar una linda foto para evidenciarlo con pruebas tangibles ;-)

Ya el último tramo lo haríamos con dos almas aventureras, padre e hijo de los que el padre estaba planeando un viaje de tiempo indefinido y que incluso nos regaló un libro que para él tenía mucho significado, ya que conocía a los autores quienes le inspiraron y animaron para “Atrapar su sueño” así que si alguien quiere lanzarse a viajar éste puede ser uno de los libros que le ayuden en el saltito final. (www.argentinaalaska.com)
 
Nos dejaron en la plaza de Cafayate, un pueblo de 15.000hab conocido por sus vinos y bodegas. Es un pueblo lindo, con encanto y con un poco más de movimiento que lo que veríamos a partir de ahora. Hay muchos hostels y los precios son un poquito elevados debido al turismo, pero nosotras acabamos por encontrar un lugar llamado Huayra por 50$AR en el que hicimos muy buenas migas tanto con los chicos que lo llevaban, Mariano y Tamara, con sus amigos Pablo y el hijo Santino, con Rebeca de Canadá y con los 20 chicos del norte que estaban ahí para la temporada de cosecha…toda una mezcla fantástica y el lugar estaba muy bien.

La primera tarde fuimos a tomar un heladito de dulce de leche y ver teatro callejero. Esa noche, los chicos nos invitarían a comer un asado y sorpresa!! ¿Quiénes estaban ahí? Alba y Román, una pareja de Barcelona que habíamos conocido en Córdoba, que llevaban 5 meses viajando y con quién acabaríamos compartiendo unos días admirando la belleza que nos brindaría el norte.

Por la mañana excursión a la Quebrada de las Conchas. Recibe este nombre porque toda esta zona estuvo cubierta de agua del mar y cuando salió a flote fueron apareciendo un montón de conchas además que en las paredes tiene huequitos con la misma forma. Tiene 48 kms de largo y los puntos más visitados son La Garganta del Diablo y El Anfiteatro. Toda esta zona norte hasta Bolívia es conocida por su terreno sedimentario y un no parar de paisajes con quebradas. Desde Cafayate decidiríamos hacer una caminata de unas 3 horas por la que entras en “El Paso” km24 y se supone que sales en el km28…digo se supone porque nosotros acabaríamos saliendo por el km 24,3!!!
Hasta “El Paso” nos llevaría el bus (Flecha Bus 8:30/9:30/10:30 por 10$/pax) y sobretodo hay que recordarle al conductor que pare. Ya solo bajar todo es una belleza y estábamos ansiosos por empezar nuestra ruta.


De ahí caminaríamos por paredes, grietas, rocas y caminos con un color rojizo que te encandila. Todo es bello,  y el camino, aunque no lo encontrábamos del todo, no era lo que más nos preocupaba porque por mucha belleza que viéramos no podíamos dejar de bañarnos en crema solar.


Seguimos metiéndonos por los canales, grutas y caminitos… ¿quién puede no impresionarse caminando por aquí?





Y aún sabiendo que no éramos capaces de encontrar el camino correcto, nuestras ganas de seguir disfrutando del entorno  conseguían sacar sonrisas incluso a 40 grados bajo el sol y siempre con el espíritu de “no te rindas y sigue buscando”


Pero claro…¿quién iba a encontrar el camino correcto si a cada 10 pasos nos parábamos y nos  seguíamos fascinando del color?...menuda quebrada!!







Cuando estábamos ya casi al borde del punto de ebullición, tuvimos que hacer una parada más que obligada…y nos costó lo nuestro encontrar una sombra para comer aunque no penséis que  menos que conseguir separar las lonchas de queso totalmente unificado y derritido…menudo bocata!








Después de comer y recuperar fuerzas no íbamos a ceder en  un último intento para encontrar el camino. Obviamente descubrimos más belleza pero sin señal del río. ¿Qué hacemos?...de momento saltamos y luego vemos!





Genial, Alba y Román totalmente integrados en los saltos…ahora ya solo nos quedaba poder encontrar el camino de vuelta para intentar hacer dedo hasta la Garganta del Diablo (km48).








El camión que nos levantó estaba repleto de especies, si no recordamos mal de comino, así que los chicos se subieron a la parte trasera y después de estar encerrados 20 kms  bajaron totalmente “grogis”….mundialmente conocido como “comino-colocón” que hasta creían que nos habíamos bajado nosotras y traficado con ellos y sus maletas!! No era mala idea…queda apuntado para la próxima ;-)





De ahí, y totalmente deshidratados sin una gota de agua, a la Garganta del Diablo (nada del otro mundo….) y al Anfiteatro, dónde había muy buena acústica y nos tumbamos en plena sombra para escuchar la musiquita que tocaban unos lugareños.


Ya con ganas de volver, y sobretodo de beber, nos quedaba el último reto haciendo dedo. Nos paramos en un lugar con vistas preciosas mientras hacíamos turnos, eso sí…el varón siempre escondido para no menguar las posibilidades.




Para no entrar en desesperación y alucinaciones por falta de líquidos, el turno de descanso era bello…



1 comentarios:

Gerard y Marta dijo...

Ay Bolivia!!! Qué tierra tan especial, verdad?
Os seguimos chicas!
Un abrazo