Traductor

Archivo Blog

Preparativos

Nepal

China

Filipinas

Malasia

Indonesia

Singapore

Australia

Nueva Zelanda

Samoa

Chile

Chile

Argentina

Uruguay

Uruguay

Bolivia

Peru

Mexico

Roatán

Panama

Venezuela

Redes Sociales

Siguenos por Email

Con la tecnología de Blogger.
15 mar. 2012

LA CARRETERA DE LA MUERTE


Entre La Paz y Coroico en la región de Los Yungas se encuentra una de las diez carreteras más hermosas y que hasta hace unos años era la única conexión directa con la selva amazónica, por lo que todo tipo de transporte circulaba por allí.

Además de su gran belleza natural y paisajística, este camino llegó a ser el más peligroso del mundo y de allí su nombre… Carretera de la muerte… Lo angosto del camino que ladea las montañas es impresionante, por momentos no caben ni si quiera un auto y ¼ , por lo que hay una ley implícita que prioriza a aquel que suba y vaya dirección La Paz, los demás a retroceder como puedan hasta conseguir un espacio lo suficientemente ancho para que ambos vehículos puedan pasar… Que miedo y que PELIGRO!!!!


Gente nos había contado que la habían recorrido en bici así que aunque parecía una locura, sobre todo para quien no le gustan mucho las bajadas, buscamos una compañía que aunque fuera un poco más “cariñosa” nos diera confianza: PRO-down hill (380-450$BO/pax//simple-doble suspensión).

Llegó el día D y la hora H… nos pasaron a buscar a nosotras y a 5 personas más y aunque se sentían los nervios y la tensión, lo que más se derrochaba era energía… Así que al llegar a La Cumbre, punto más alto e inicial del descenso (4700m), ni cortos ni perezosos nos vestimos en plan PowerRangers para arrancar a toda velocidad!!!
Los primeros 15kms del camino son asfaltados y aún tienen un gran volumen de vehículos circulando…

El clima no acompañaba mucho y la neblina empezaba a apoderarse de la ruta, pero estábamos todos ansiosos por encontrarnos con las dificultades, las cuales no tardaron en aparecer cuando nos desviamos para agarrar el camino de grava y ripio…

mamma miaaa!!!! El temblereque comenzó a toda máquina y la tensión se elevó a la enésima potencia al ver los acantilados que nos acompañaban por todo el recorrido…

A medida que bajábamos la temperatura subía, el clima mejoraba y el temblor y los precipicios continuaban, al igual que nosotros que no dudamos ni un segundo en llegar hasta el final :-)

Seguimos disfrutando de los paisajes y cuidando de no derrapar a punta de piedras…

Y después de 4 horitas descendiendo los 3600m de desnivel… llegamos… agotados!

Pero celebrando y felices porque habíamos bajado en bici la Carretera de la muerte!!!


Para terminar el día y nuestro camino hasta Coroico, decidimos ayudar a los guías a limpiar el equipo y ellos, que no dijeron que no, nos invitaron a unas cervecitas mientras a punta de manguerazos terminamos todos empapados!





Aquí les dejamos un pequeño resumen de nuestro descenso… para que se rían y compartan con nosotras esta pequeña locura dentro de nuestra gran aventura!


3 comentarios:

Anónimo dijo...

Yo hice el descenso con la misma agencia. Porque vamos en dirección contraria, que si no pienso que me seguís. Saludos del gallego del Pirwa.
Manu.

Anónimo dijo...

No me puedo creer que os atreviérais a iniciar el descenso que semejante lluvia!!!! Sóis unas valientes!!!! Una abraçada guapes!!!!

Mireia
www.viatge365.blogspot.com

Anónimo dijo...

Gracias chicos Dios los bendiga por visitar mi querida Bolivia y Dios los guie siempre en sus aventuras atraves del mundo, y Bolivia los espera siempre con sus brazos abiertos y disculpen si se toparon con mala gente... gracias ... graciasss!!