Traductor

Archivo Blog

Preparativos

Nepal

China

Filipinas

Malasia

Indonesia

Singapore

Australia

Nueva Zelanda

Samoa

Chile

Chile

Argentina

Uruguay

Uruguay

Bolivia

Peru

Mexico

Roatán

Panama

Venezuela

Redes Sociales

Siguenos por Email

Con la tecnología de Blogger.
18 nov. 2011

QUEEN CHARLOTTE y KAIKOURA PARA TERMINAR LA RUTA


Empezábamos a ser conscientes de que nuestra ruta por la isla sur llegaba a su final así que no podía ser que, aunque habíamos comido varios kiwis, no supiéramos la cara que tiene el árbol de dónde nacen. ¿Objetivo entonces antes de llegar a Queen Charlotte? Buscar una plantación de kiwis, entrar y preguntar de qué va esto. Entramos la furgo dentro de una casa dónde creíamos que habían kiwis y con nuestra carita de pena pedimos que nos lo mostraran y nos explicaran el proceso…oohhhhh…una pena que no lleguemos en la mejor época para verlo. Resulta que el kiwi sale de una flor que todavía no estaba abierta y solo veíamos las bolitas verdes. Hasta abril no lo podríamos ver…así que bueno, por lo menos supimos qué forma tiene y de donde sale...hay que respetar los ritmos de la agricultura ;-)



De ahí, y con una bolsa que compramos de 22 kiwis por 2 NZ$ (1 Euro, ¿increible, eh??), estábamos preparadas para Queen Charlotte y Kaikoura, nuestros últimos puntos recomendados.

En Queen Charlotte había una caminata de 4 días pero nosotras queríamos solo estar 1 día y quedarnos con la idea de la costa noreste que parecía muy abrupta en el mapa. La verdad, la única opción que se nos permitía, por el tiempo y permisos que hay que pagar en ese caso, era una caminata de 4 horas pero sin opción de vuelta (a menos que hagas 8h), así que decidimos hacer la mitad y dar media vuelta a las 2 horas. El camino en sí no es que vaya totalmente por la costa ni que tenga muchos puntos para parar a disfrutar de las vistas pero cuando los encuentras, al cabo de 1 hora, valen la pena y es para pararse un rato.




Como no, aquí empezaban nuestros momentos Kiwis. Si echáis cuentas teníamos 22 kiwis para 3 días…no hay que tener muchas luces para saber que nuestro aparato digestivo nos lo agradecería ;-) Momento kiwi…


Finalizado el paseo del día nos dirigimos hacia Kaikoura, el paraíso para ver ballenas por excelencia según todas las agencias de turismo!...demasiado marketing… pero íbamos a pasar por ahí para ver qué nos contaban y aprovechar para ver la costa que decían que era preciosa. Ya antes de llegar tuvimos una parada obligada dónde los surfistas tienen el placer de ver un atardecer mientras disfrutan de las olas y ven montañas nevadas al ladito mismo…increíble,  de nuevo!!



Dormimos ya en Kaikoura para estar listas a primera hora y preguntar el tema de las ballenas. La gente viene aquí 24 horas para verlas…pero creemos que no debería de ser así ;-) Para empezar, el precio era de 165 NZ$/pax y si no ves ninguna ballena ( aunque un mínimo lomo ya contaba como vista) te devolvían el 80% . Lo siguiente fue saber que ese día estaban todas las salidas anuladas por viento…mmm…mmm, ¿qué hacemos? De momento nos vamos a hacer la caminata de las focas y acantilados que seguro que merece la pena. Son unas 3 horas y es un loop que pasas por costa, acantilados que parece que haya arrozales en el agua, praderas preciosas y aguas azules increíbles.






Al final del recorrido te adentras en unas rocas que solo tienen permitido pasear por ahí en marea baja y puedes ver leones marinos a pleno sol, alguna foca en el agua refrescándose y una cantidad de “noodles marinos” que hacía tiempo que os queríamos mostrar.




Al final, como veis, nos fuimos de Kaikoura sin hacer el tour de las ballenas. No lo consideramos ni un  delito ni creemos que sea nuestra última oportunidad y sino, tendremos que volver ;-)

Quedaba el camino de vuelta hacia Christchurch para devolver la campervan al día siguiente…y aunque el atardecer prometía…


…no sabíamos que la isla sur nos quería hacer un regalito de despedida que nos obligó a entrar a una casa privada corriendo por el jardín….pero puestas de soles como estas no pueden dejarse escapar.


 Esperamos que todas estas fotos y historias que os hemos contado de la isla sur os abran el apetito para animaros a cruzar el mundo y disfrutarla de manera que podáis escribir vuestra propia historia. Un paraíso de paraísos.

2 comentarios:

Anónimo dijo...

sin duda...muy apetecible!!!habrá que ir...jeje...bon voyage hasta el otro continente!!

pisu

Xavi i Txell dijo...

és que hi ha alguna cosa a NZ que no valgui la pena??? un gran país! quants de record...
vinga, a gaudir a tope de l'etapa sud americana, naltros demà marxem a Índia!!!
molts petons