Traductor

Archivo Blog

Preparativos

Nepal

China

Filipinas

Malasia

Indonesia

Singapore

Australia

Nueva Zelanda

Samoa

Chile

Chile

Argentina

Uruguay

Uruguay

Bolivia

Peru

Mexico

Roatán

Panama

Venezuela

Redes Sociales

Siguenos por Email

Con la tecnología de Blogger.
8 nov. 2011

GRANJERO BUSCA ESPOSA EN ...FOX GLACIER

Ahora sí, después del salto teníamos que avanzar hacia el norte, los días van bajando y el país no reduce dimensiones. Paramos para comprar dos pedacitos de queso hechos en New Zealand con leche de estas fantásticas vacas y ovejas…y seguimos dirección Wanaka. Murry nos había comentado que era muy bonito el camino, y así fue, disfrutamos de la zona y cuando llegamos no pudimos evitar parar un rato para impregnarnos de estas vistas.
 


Una de las cosas que nos impresionan de  este país son las nubes que se forman creando dibujos densos y preciosos en el cielo. Más tarde nos enteraríamos que la palabra que los Maoris, los indígenas, le dieron al país cuando llegaron era Aotearoa que significa "the land of the long white cloud"  (la tierra de la nube larga y blanca) y es lo que nosotros conocemos por New Zealand…increíble.

Más adelante pasaríamos por las Blue Pools, bonitas por el color del agua que proviene de la nieve y pequeños glaciares y dónde se juntan dos ríos para llegar hasta el lago de Wanaka.

Nos quedarían un par de horas de luz para conducir y queríamos pasar por los dos Glaciares, el Fox Glacier y el Franz Joseph.

Pasamos primero por Fox Glacier. Estábamos cansadas pero sacamos fuerzas para caminar un poquito y llegar hasta lo que nos permitieran de cerca. El agua de los alrededores tenía un color precioso y el glaciar, aunque no muy grande, era bonito. Como nos ha pasado en otros casos, si estuviera soleado seguro cambiaría el color, pero aún con un pelín de lluvia y frio nos gustó.


Ya no nos quedaba día ni tampoco muchas fuerzas, pero la noche acababa de empezar. Pararíamos por el pueblo de Fox Glacier y buscaríamos un lugar para dormir. Lloviznaba y, de camino, vimos a un ciclista pedaleando cuesta arriba. Paramos y le ofrecimos llevarlo hasta el pueblo metiendo la bicicleta en la campervan. No aceptó nuestra oferta, muy deportista el hombre, pero si que nos ofreció prestarnos su terreno para acampar al lado de su casa. Perfecto, visualizábamos café y ducha por la mañana y, por ahora, iríamos a tomar una cervecita en el bar del pueblo con sus amigos.  Acabamos a las 12:00, y porque ya nos queríamos ir, pero jugamos al billar, tomamos unas cañas y empezamos a relacionarnos con granjeros y pescadores. Teníamos mucho que aprender sobre vacas y “whitebait”…que entendimos que se pesca en función de las mareas pero no le poníamos cara al pez…todo llega.

Por la mañana nos despertamos en medio de un montón de vacas. Nosotras, café y ducha como teníamos previsto y, antes de irnos, visita guiada por la granja. La verdad, Kerry nos trató muy bien e incluso nos invitó el fin de semana a bucear con sus amigos…hace demasiado frio para que siquiera nos lo planteemos…pero fue un detalle por su parte.
No habría tiempo para Franz Joseph ya que hacía muy mal día y tendríamos que estar uno o dos días en la zona. Nos comentaron que si habíamos visto uno, el otro era por el estilo así que de ahí nos dirigiríamos al Parque Nacional de Kahurangi para hacer unas caminatas por Karamea y Oparara….nuevas aventuras nos esperaban ahí.  El camino, como suele pasar, fue muy bonito, y aunque con incidencias previas, esto es lo que nos esperaría al día siguiente.

1 comentarios:

Mireia i Ignasi dijo...

Què espectacular és Nova Zelanda!
Tots els racons de l'illa tenen encant.
Una abraçada!