Traductor

Archivo Blog

Preparativos

Nepal

China

Filipinas

Malasia

Indonesia

Singapore

Australia

Nueva Zelanda

Samoa

Chile

Chile

Argentina

Uruguay

Uruguay

Bolivia

Peru

Mexico

Roatán

Panama

Venezuela

Redes Sociales

Siguenos por Email

Con la tecnología de Blogger.
5 nov. 2011

DE FIORLAND A QUEENSTOWN PASANDO POR MILFORD SOUND ...

Canterbury y Otago superados…y, nosotras aún no lo sabíamos pero, aquí empezaría la realidad de viajar en campervan.

Dunedin se encuentra en la parte este de la isla sur y Te Anau, nuestro próximo destino, está justamente opuesto pero en la parte oeste, así que nos esperaba un día largo de viaje.
Saldríamos de Dunedin sin prisas pero buscando un sitio donde recargar el tanque de agua y alguien que se apiadara de nosotras y nos dejara cargar las baterías del móvil, cámara y ordenador. Eureka!!! Nos encontramos un camping con unos viejecitos muy majos que nos dejaron no solo rellenar el tanque sino utilizar las cocinas y, lo más importante, enchufar la campervan para recargar baterías!! Aprovechamos también para hacer limpieza…era necesario.

Arrancamos dirección Milford Sound (Te Anau) y todo correcto. Comeríamos algo por el camino y cuando volvimos a saltar al coche el cielo empezó a nublarse…que lástima! Uiixx, cuanto más avanzamos más frio tenemos y más ropa nos vamos poniendo…uiixx uiixx…empieza a llover fuerte….ah noooo…que está nevando!! Pasamos del sol a la nieve y al granizo en 30 minutos y ya estábamos pensando en si parar, en si avanzar hasta la ciudad más civilizada o incluso si retroceder.


Acabamos por llegar a Te Anau pero habíamos tomado una decisión dura…esa noche pagaríamos 20$/pax para poder enchufar la caravana a la corriente y poder estar calentitas durante la noche. Sorpresa!!! Cuando quisimos probarlo se nos había roto el conector, eran ya las 5 de la tarde y los electricistas del pueblo ya estaban en casa!! Don,t panic, para algo pagamos seguro y efectivamente nos salió redondo…Nos dijeron que al día siguiente nos lo arreglarían mientras hacíamos nuestra excursión del día y que esa noche nos pagaban una habitación…perfecto…además de calentitas, duchas calientes, elecricidad gratis, cocinas limpias….¿qué más queremos?? Pues que mañana el día esté espectacular para verlos fiordos de Mildford Sound con todo su esplendor, estábamos listas!

Como no teníamos cadenas, y no somos expertas en conducción extrema en la nieve, decidimos pagar un tour organizado para ir a los fiordos dónde entraba el transporte, el mini-crucero y la comida, todo esto por 109$/pax.

Milford Sound son los fiordos por excelencia en New Zealand. Miden 16 kms de largo y la parte mas ancha es de 2 kms! Hay mucha vida marina y llueve 2 de cada 3 días y por eso hay tantas cascadas por el camino. Existe una caminata de 4 días toda organizada y que la gente reserva con 6 meses de antelación ya que se duerme en albergues y requieren guías. Son bastante caros pero no podemos opinar si valen la pena o no…ya que no los hemos hecho, hemos escuchado distintas opiniones y este país tiene tanta variedad de trekkings para hacer que seguramente sería complicado decidirse por el mejor. Nosotras a las 8:15 empezamos el camino de unas dos-tres horas en autobús…y, aunque estaba nevado y no disfrutaríamos de las montañas verdes y lagos despejados, veríamos otras cosas.


Llegamos a Mildford Sound…y seguía tapadito, con mucho frio, lloviendo y con mala pinta, pero el crucero nos esperaba con café calentito y estábamos ansiosas por ver delfines, cascadas, picos, focas en los preciosos fiordos. Acabamos por aceptar que aunque era muy bonito, un día soleado seguramente lo haría impresionante. Nosotras, de todas formas, ojos abiertos para no perder detalle.
El crucero iba avanzando, vimos delfines saltando, focas, leones marinos y sí, hoy estaba nublado pero era su manera de compensarnos por la tarea del dia anterior..., había unos yellow pingüins esperándonos en la orilla para animarnos y quitarnos el frio. Estábamos requetecontentas!!!



A la vuelta veríamos nieve y más nieve así que necesitábamos la caravana arreglada para empezar la ruta hacia Queenstown. Efectivamente, cuando llegamos, Steven nos la había reparado así que listas para la marcha. Esa noche dormiríamos cerquita de Queenstown, en un lago precioso para el café de la mañana.

Por la mañana iríamos al Centro de información de nuevo. Murry nos había recomendado que hiciéramos la ruta de Grenorchy que valía mucho la pena y, además, entrabamos también en zona de vinos dónde podríamos hacer catas. No obstante, Queenstown es reconocida por la ciudad de los deportes de aventura y dónde puedes hacer miles de actividades acabadas en “-ing”…tipo rafting, kayaking, Bungi Jumping, sky diving,….y, como nosotras seguimos con nuestro presupuesto, nuestras actividades tendrían que ser walking, watching, smiling and taking photing…nada más fácil que el mundo del freeing ;-)

Entonces, el día tenía que plantearse como Grenorchy y una cata de vinos…de camino pasaríamos a chafardear a los locos del puenting.

Por supuesto, además de Grenorchy, no nos do tiempo de nada más ya que no podíamos parar de bajar en cada una de las curvas…preciosa la ruta...





Por la noche, aprovechamos a pasear por la ciudad y conectarnos a internet…no sin olvidarnos las luces puestas del coche…cosa que hizo gastar la batería y tuvimos que pedir, de nuevo, ayuda a alguien que se apiadara de nosotras. Un chico majísimo nos ayudaría y ya seguiríamos camino…ya van dos!!

Por la mañana, nos quedaba entonces ver a los del puenting y los vinos. Debíamos seguir adelante porque hasta los glaciares teníamos un buen rato. Aparecimos en el puente con nuestro café y prometimos irnos en 2 horas. Esto es lo que pasó...

2 comentarios:

Anónimo dijo...

Madre mía, me vais a matar de envidia......cuando volvais tendremos que hablar taaaaanto y tomar taaaaantas cervezas!

Bicos, Perdy.

Anónimo dijo...

menuuuuuuuudo salto!!!
petons

pisu