Traductor

Archivo Blog

Preparativos

Nepal

China

Filipinas

Malasia

Indonesia

Singapore

Australia

Nueva Zelanda

Samoa

Chile

Chile

Argentina

Uruguay

Uruguay

Bolivia

Peru

Mexico

Roatán

Panama

Venezuela

Redes Sociales

Siguenos por Email

Con la tecnología de Blogger.
15 ago. 2011

TARSIERS&CHOCOLATE HILLS …UN DÍA PERFECTO ;-)



Nos movemos hacia Bohol, la décima isla más grande del Archipiélago Filipino situada en el centro de Visayas  y en el sur-este de Cebú.  No es tan conocida como Boracay pero sus atractivos turísticos son también playitas de arena blanca, submarinismo  y las dos atracciones máximas que vendrían a ser los famosos “Tarsiers” y las fantásticas “Chocolate Hills”.

Llegamos desde Dumaguete en Ferry hasta la capital de Bohol Tagbilarán (2hs/700 PHP pax). Desde ahí nos fuimos directamente a la ciudad de Lobok para estar mucho más cerca de las actividades de monte.  Nos habían recomendado el “Nut Huts”, al que llegamos en taxi desde Tagbilarán(600PHP con mucho regateo) y luego en una mini canoa(150PHP/pax). 

La primera impresión es que todo es muy bonito, en medio de paisaje selvático, cabañitas de bamboo y parece que todo está  bien organizado. Tienen una terraza con restaurante muy agradable pero cuidado, el servicio es muy lento, la comida nada del otro mundo y a las diez cierran luces. Los dorms son a 300PHP/Pax pero no tienen ni baño ni te dan mosquitera. Los aceptamos la primera noche pero cambiamos a las hab dobles por el mismo precio y con baño/mosquitera/toallas y ventilador incluido. Además…nos tocaron las habitaciones Casablanca y, para la dutch couple “Nine and a half weeks”…unas buenas risas. Al final, es una buena opción para poder acceder fácil a la zona de montaña pero el lugar no nos impresionó tanto como para quedarse 2 semanas y hacer todas las actividades que te ofrecen, eso sí…nos relajábamos siempre en la terracita.


¿Qué hacer desde ahí? Suponemos que el oír Bohol a todo el mundo le viene a la cabeza, si no es así algo falla, los Tasiers y Chocolate Hills. Por ello, no podemos cerrar éste post sin explicar lo que ha significado para nosotras.
Para empezar, se pueden hacer las dos actividades en un día y no hace falta contratar un tour. Puedes alquilar motos (pero son muy caras en Bohol) o bien lanzarte al transporte público y tomarte las cosas con calma. Así lo hicimos nosotros cuatro y por culpa de no estresarnos casi  nos quedamos en Carmen tirados para dormir.

Por la mañana, y quién dice mañana dice las 10, salimos decididos a ver los famosos Tarsiers. Hay que dirigirse primero a Lobok y de ahí vía Jeepney  al Sanctuary en Corella (30 minutos). Llegamos al mismo momento que un señor de nombre diluvio y aunque intentamos esquivarlo esperando un rato, éste se empeñó en acompañarnos y unirse a nuestra visita guiada (50PHP obligados).  Resignados, nos lanzamos en busca del Tarsier.

¿Qué son los Tarsiers?
Son unos monitos minúsculos con unos ojos totalmente desproporcionados y que se encuentran en peligro de extinción. Aquí en Bohol están protegidos y para verlos debes ir con un guía que te va a ir mostrando dónde se esconden.  Cuando los vas a ver debes hablar en silencio, no tocarlos y no hacer movimientos bruscos, ya que si se estresan pueden sufrir ataques de corazón. Dicen que Steven Spielberg los utilizó como inspiración para ET aunque nosotras diríamos que se parece mucho más al Jedi de Star Wars…con eso os lo decimos todo.

A diferencia….¿Qué nos encontramos nosotros?
Además de agua en abundancia, nos metieron entre 4 árboles y nos indicaron exactamente el lugar dónde estaban escondidos señalándolo entre hojas y que casi teníamos que llevar los prismáticos para verlos. Queremos creer que tuvimos mala suerte con la lluvia y por eso estaban escondidos en exceso pero nosotros no los disfrutamos, no los vimos de cerca, no pudimos sonreirles, sacamos una única foto sin que la cámara naufragara y nos tuvimos que ir después de oir al guía decirnos “Vamos a ver el cuarto y último” en plan se dónde se esconde y el número de serie es 324536. No obstante…son “cuchis” como dice Anina y seguramente en un día soleado y con calma pueden llegar a tener su gracia. Aquí nuestra preciada foto…nada envidiable a las de internet.

Siguiente destino las Chocolate Hills!! Vaya día nos esperaba. Diluviar había dejado de diluviar pero claro, el color del cielo no auguraba mejoras en el clima.

Después de comer con una familia encantadora y las niñas cantando con el padre, tomamos el bus dirección Carmen . Sale desde el mismo Lobok y para en todas las esquinas de todos los pueblos…así que es casi imposible perderlo. Tardamos aproximadamente 1,5hr  que compartimos con 300 filipinos y 2000 sonrisas. Cada 10 metros oías un “Uuehhh”, lo que significa que paren porque alguien quiere subir o bien que alguien ya ha subido y pueden volver a arrancar. Así hasta la entrada de las ansiadas Chocolate Hills dónde nos esperaba un paisaje prácticamente inalcanzable por nuestro ángulo de visión y repleto de miles de montañas hechas de “chocolate”. ¿A que suena bien?  Pues después de subir una carretera resbaladiza durante unos 15 minutos llegamos a un mirador desde dónde se apreciaban algunas mini-hills de varios colores, porque no es época para la mejor vista, y un mirador-extra para subir 20 metros más arriba por el módico precio de 50Php más. Los Dutch pagaron para subir…y según ellos es la mejor vista que han experimentado en su vida…jejeje…nunca lo sabremos pero podemos imaginárnosla 


Después de ésta jornada entretenida pero sin emoción alguna, nos quedaba el camino de vuelta. Para acabar de rematar el tema habíamos perdido el último autobús así que nuestra mejor opción era contratar a los “habal-habal” para bajar en moto por esas carreteras de curvas y ya de noche….menuda suerte la nuestra!!! Decidimos darnos 30 minutos de margen y esperar que algún coche de alma caritativa nos acercara hacia Lobok…y ésta vez sí, entre puerros, berenjenas y lechugas nos llevaron de vuelta hasta la misma puerta. Ya en el “Nut Huts” unas partiditas de Janiv con los Israelitas y a dormir pronto que al día siguiente teníamos trekking .

Como última actividad en la zona interior de la isla de Bohol tendríamos “the best trekking in the island” mezclado con unas cuevas y baños en cascadas que prometían vistas preciosas según el cartel promocional y los que regentaban el  hostel.  Era raro porque podías ir en chanclas, no nos avisaron de que teníamos que llevar linternas y las cascadas se oían durante el desayuno así que tampoco podían estar muy lejos. De todas formas nos ocuparía 4 horitas y no teníamos mucho más que hacer. ¿Resultado? Una caminata bonita por los alrededores, unas cuevas llenas de murciélagos dónde también vimos bastantes escorpiones y sus cambios de pieles y unas cascadas de medio metro en las que para llegar debías meterte en el río y nadar un pelín…según Wouter, las cascadas de Holanda son mejores…y eso que no las tienen.


Con todo este post no queremos decir que no nos lo hayamos pasado bien en Bohol (y de la que todavía nos quedaba la isla colindante de Panglao) sino al contrario, nos divertimos mucho con los chicos y conocimos más gente, entre ellos los franceses  con su  famoso “check-check-check” de las chanclas, pero las expectativas que teníamos eran probablemente demasiado altas y las condiciones climáticas tampoco acompañaron así que nuestro consejo sería:  Es bonito pasar un día visitando los Tarsiers, las Chocolates Hills y ver los pueblos que le rodean pero si tienes poco tiempo o bien no te apetece, no pasará nada si no los ves…te dejarán salir de Filipinas igualmente ;-)

1 comentarios:

Fabienne dijo...

Que es esto el check check check de las chanclas de los franceses !!?? Me ha intrigado mucho.... Como buena francesa !! Bohol no es inolvidable, es cierto, a ver si os gusta mas Panglao y sobre todo el buceo o sorkeling en Balicasag...