Traductor

Archivo Blog

Preparativos

Nepal

China

Filipinas

Malasia

Indonesia

Singapore

Australia

Nueva Zelanda

Samoa

Chile

Chile

Argentina

Uruguay

Uruguay

Bolivia

Peru

Mexico

Roatán

Panama

Venezuela

Redes Sociales

Siguenos por Email

Con la tecnología de Blogger.
19 may. 2011

Llegamos al caos...


Después de un largo viaje y de dormir profundamente en unas tumbonas del aeropuerto de Delhi mientras esperábamos la conexión llegamos a Kathmandu.

La verdad es que tuvimos la sensación de estar llegando a la India… Caos… coches, carros, motos, rickshaws, vacas (no tantas como en India, pero en medio de las calles como Pedro por su casa…) y por supuesto millones de tíos tratando de vendernos lo que fuera posible… regateando desde el minuto cero… como es normal en estos países primero regateas antes que respiras, no sé si será una asignatura del cole o qué, pero no hay excepción… no hay persona que no intente venderte algo!

Así conseguimos el taxi para llegar al centro de la ciudad… el hostal quedaba en una calle más que concurrida… coches subiendo y bajando, gente que cruza la calle esquivando a las bicis, motos y buses que van tocando la bocina para avisar que están a punto de pasarte por encima si no te apartas… en pocas palabras, estábamos inmersas en medio de la locura!

Pendiente vídeo…

En medio de este caos conocimos al gran PROMOD, sí sí como la tienda, un hombre con una sonrisa de oreja a oreja que además de la habitación nos trataba de vender hasta el clima que queríamos tener durante nuestra estadía… cosa imposible, pero porqué no intentarlo! J

Hay que decir que ese día nos pateamos gran parte de la ciudad buscando una tal “estación de buses” de donde tomaríamos el que nos llevarían a Pokhara y aunque no tuvimos mucho éxito descubrimos la mejor manera de cruzar las calles del país: SER UNA SOMBRA… sí!!! Todos los lugareños nos veían bastante raro cuando nos pegábamos al lado de una persona local y dábamos pasos cuándo él/ella los daba… como unos espejos, unos mimos, como sus sombras… pero eso sí, pasando de un lado a otro de las avenidas sin ser atropelladas por cualquier cosa…

Pendiente vídeo sombra

Al final no conseguimos la famosa estación de buses pero sí que conocimos a Asim, un chico local muy majo y que sin vendernos nada ni cobrarnos un centavo, nos explicó cosillas de la ciudad… nos llevó a conocer el templo de una diosa que sólo abre una vez al año, nos mostró su universidad y además nos llevó al lugar donde se cogen los autobuses para ir a Pokhara!... que la verdad es que hay que decir… NO ES UNA ESTACIÓN… es una avenida donde se juntan unos 20 autobuses en fila india y simplemente hay que ir y comprar el pasaje cuando llegas…

Después de despedirnos de Asim y ver que comenzaba a oscurecer, decidimos volver al hostal tratando de aprendernos el camino al lugar que sería nuestro puerto de salida un día más tarde…

0 comentarios: